Home / Autos / Geely la propietaria de Volvo, quiere volar alto y adquiere una firma fabricante de autos voladores

Geely la propietaria de Volvo, quiere volar alto y adquiere una firma fabricante de autos voladores

Terrafugia

Zhejiang Geely,  la automotriz China, propietaria de Volvo, que tiene unos grandes activos y dinero fresco, ha adquirido Terrafugia, la firma de autos volares con sede en Massachusetts, que ya está en el aire con sus nuevos prototipos.

Terrafugia ganó el año pasado una crítica certificación de la Administración Federal de Aviación, que haría más fácil para los propietarios puedan tener sus modelos en el aire.

La financiación de Zhejiang Geely podría ser lo que se necesita para empujar a Terrafugia al éxito, especialmente ahora que se enfrenta a una gama de competidores que tienen la esperanza de despegar con sus propios autos voladores y conceptos de vuelo de taxis.

El primer prototipo de Terrafugia,  el TF-X, se parecía mucho a un avión propulsor privado con alas plegables, pero la última versión del TF-X tiene un aspecto más de ciencia ficción.

Las alas rechonchas, con forma de gaviota se despliegan fuera del cuerpo, y se abre como el marco del alambre de un paraguas.

El modelo no necesita una pista convencional para despegar, en lugar de despegar verticalmente, los motores girando hacia adelante para el crucero. Este cambio de despegue vertical y aterrizaje o VTOL, a aviones convencionales de ala fija, dio raíces al nombre del concepto “Transición”.

Un portavoz hispano de Terrafugia, nos dijo que se podría conseguir un prototipo de la “Transición” volando para 2019, con el modelo de producción a la venta a mediados de la próxima década.

La empresa obtuvo un gran impulso cuando la FAA acordó certificar el “Transición”, como un avión deportivo ligero. Esa designación de LSA reduce la carga que enfrenta un conductor / piloto, especialmente haciendo más fácil obtener una licencia.

La FAA ya había concedido a Terrafugia un límite máximo de peso de despegue de 1.430 libras en 2010. Esto se ha incrementado ahora a 1.800 libras.

Terrafugia afirma que el modelo “Transición” estará disponible para volar a una velocidad de crucero de alrededor de 100 mph, con un techo de 10.000 pies y un alcance máximo de alrededor de 400 millas.

La puesta en marcha también ha estado explorando la idea de reemplazar esos motores de pistón Rotax con motores eléctricos que serían impulsados por un tren motriz híbrido volador, algo de lo que ahora se encuentra en el Chevrolet Volt.

Eso encaja con el anuncio hecho por la división sueca de automóviles de Geely, Volvo, el miércoles que cambiará a una línea de propulsión completamente electrificada a partir de 2019.

Terrafugia ha generado suficiente credibilidad para recaudar casi $ 6 millones de capital después de cinco rondas de financiación. Entre las apuestas en la compañía están Semyon Dukach, un inversionista con sede en Boston, así como la firma de capital de riesgo Transcendent Holdings.

Según algunos analistas que han estado siguiendo el acuerdo la adquisición por Geely, podría acelerar los esfuerzos de desarrollo considerando la fortaleza financiera de las firmas chinas.

Durante una conferencia anual de productos de lujo en Mónaco a principios de este año, varias compañías, incluyendo AeroMobil, mostraron autos voladores y anunciaron planes para comenzar a tomar órdenes anticipadas.

La start-up eslovaca AeroMobil y la alemana Lilium, así como al gigante aeroespacial Airbus, e incluso Uber quiere entrar en el negocio de llevar volando o por tierra a sus clientes.

AeroMobil afirma que su nave llegará a 100 mph y viajará hasta 434 millas. En el aire, la gama salta a 466 millas, con una velocidad máxima de 223 mph.

Un número de compañías quieren entrar al mercado de al por menor con los autos voladores, pero otros están apuntando más alto. Eso incluye a Uber, que anunció el concepto Uber Elevate, algo así como un taxi aéreo.

Airbus está trabajando en un concepto similar y ha lanzado una animación de lo que pretende desarrollar a principios de este año.

Luego está Toyota, que recientemente reveló su participación en un proyecto dirigido a conseguir un auto volar en el aire, a tiempo para los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

El fabricante de automóviles japonés ha insinuado que podría tener objetivos a más largo plazo para los autos voladores.

Otro promotor de autos voladores con bolsillos profundos es Larry Page, el co-fundador de Google, que según los informes ha invertido más de 100 millones de dólares en dos de estos proyectos.

Por lo que se viene venir, que seria los autos eléctricos, autónomos y ahora voladores, tanto Geely como Terrafugia tendrán que ganar altura rápidamente, ya que el mercado de autos volares podría convertirse en una de las mayores carreras del transporte en la próxima década.

About Enrique Kogan

Check Also

Inglaterra se queda sin Zenos porque se van para Sudáfrica

Zenos E10Una versión actualizada y más potente del Zenos E10 se lanzará este noviembre, siendo el primer producto nuevo de la marca británica desde que se salvó de la quiebra en marzo. Si usted no conocía esta marca, le diré que Zenos Cars es una pequeña automotriz que produce autos deportivos británicos de alto rendimiento y …

Powered by